Fundación Argentina de Logoterapia Jornada 2019



Nombre *

Apellido

Email *

Telefono

* CAMPOS OBLIGATORIOS

documentos logo

Creencias, autenticidad y vaco existencial

Autor: Lic. Hernn Lanosa (2011)


Este trabajo tendr como finalidad la de intentar articular el pensamiento de Ortega y Gasset con el de Viktor Frankl. Para tal propuesta se buscarn puntos de encuentro en sus respectivos desarrollos tericos, que se espera concluyan en un nuevo aporte que posibilite un mejor abordaje teraputico desde una mirada superadora. A tal efecto es que se tomar como punto de partida el desarrollo terico de Ortega y Gasset al respecto de las creencias e ideas en la persona, para luego abordar el tema del proyecto de vida, la vocacin y la misin y su posible expresin autntica o inautntica. A posteriori de este desarrollo se incluir el concepto frankliano de vaco existencial y se lo tratar de abordar desde la propuesta Orteguiana del personaje y su posible manifestacin inadecuada o adecuada.

Desarrollo

Acorde a la propuesta de este trabajo, es menester comenzar el desarrollo del mismo introduciendo la idea de creencias propuesta por Ortega y Gasset.

Al respecto Ortega y Gasset afirma que mas ese mundo y ese mismo con el que el hombre se encuentra le aparecen ya bajo la especie de una interpretacin, de ideas sobre el mundo y sobre s mismo. Esas ideas que son, de verdad, creencias constituyen el continente de nuestra vida y, por ello no tienen el carcter de contenidos particulares dentro de esta. No son ideas que tenemos, sino ideas que somos.

Esta primera cita de Ortega y Gasset ya nos plantea la importancia de las creencias para la constitucin de la persona. A tal punto que considera a las mismas como parte del ser.

Resulta interesante el lugar que le da a las creencias, ya que si son parte del ser y nos constituyen, si estas creencias llegaran a ser negativas, podramos aventurar que una parte de nuestro ser tendra caractersticas negativas que dificultaran el mejor desarrollo y la mejor expresin de nuestra existencia.

Profundizando un poco ms en esta conceptualizacin orteguiana de creencias, nos encontramos con una marcada diferenciacin entre ideas y creencias. Al respecto el autor considera que las ideas nos persuaden, son evidentes o son probadas; pero son todo eso porque no dejan nunca de ser meras ideas nuestras y no nos son nunca la realidad misma, como nos es aquello en que creemos. Como remate podemos apuntar la definicin que el autor da sobre las creencias: creencias son todas aquellas cosas con que contamos aunque no pendemos en ellas.

Aqu tambin Ortega y Gasset deja en evidencia la importancia que le adjudica a las creencias, y aparece oportuno el resaltar que gran parte de la propuesta de la Psicologa Cognitiva y de otras Psicoterapias apuntan a trabajar sobre las distorsiones cognitivas. Estas distorsiones cognitivas que se expresan a partir de los llamas pensamientos automticos negativos, vienen dados desde un lente originario. Este lente originario a su vez, nos proporciona la manera de ver el mundo y de procesar la informacin; y el mismo est constituido fundamentalmente por las denominadas creencias bsicas.

Luego del desarrollo conceptual desde Ortega y Gasset sobre las creencias y siguiendo la lnea propuesta por este trabajo, aparece como conveniente el abordar los diferentes postulados orteguianos en referencia al proyecto de vida, la vocacin y lo autntico.

En lo que hace al proyecto de vida, este autor nos dice que en cada instante se abren ante el hombre mltiples posibilidades de ser que puede hacer esto o lo otro o lo de ms all. De aqu que no tenga ms remedio que elegir una. Y evidentemente si la elige, si elige hacer esto y no lo otro, es porque es hacer realiza algo del proyecto general de vida que para s ha decidido. Entonces notamos que esa decisin ha nacido de que, entre los propsitos concurrentes, uno nos ha parecido el mejor. De suerte que todo querer es constitutivamente un querer hacer lo mejor que en cada situacin puede hacerse, una aceptacin de la norma objetiva del bien.

Ahora bien, este proyecto de vida puede verse alterado o escindido. O sea que puede ser autntico o no. Ortega en este sentido dice es decir que cada hombre, entre sus varios seres posibles, encuentra siempre uno que es su autntico ser. Y la voz que llama a ese autntico ser es lo que se llama vocacin. Pero la mayor parte de los hombres se dedica a acallar y desor esa voz de la vocacin. Procura hacer ruido, ensordecerse, distraerse para no orla y estafarse a si mismo.

Deviene en un profundo inters el conocer desde la postura orteguiana que ocurre al no expresar un proyecto de vida autntico. Entonces es menester expresar la afirmacin de Ortega y Gasset que abunda en el tema evidentemente, es nuestra vida- proyecto que, en el caso del sufrimiento, no coincide con nuestra vida efectiva; el hombre se dilacera, se escinde en dos- el que tena que ser y el que resulta siendo.

En la ltima cita arriba expuesta, queda de manifiesta la analoga planteada por Ortega Y Gasset entre sufrimiento e inautenticidad. Para reafirmar esta idea decimos junto a Ortega que la dislocacin en referencia al proyecto de vida se manifiesta en forma de dolor, de angustia, de enojo, de mal humor, de vaco; la coincidencia, en cambio, produce el prodigioso fenmeno de la felicidad.

Entonces frente a la dislocacin o inautenticidad del proyecto de vida original surge el sntoma. Y dentro del sntoma Ortega cita a la sensacin de vaco. Semejante cita no puede ni debe obviar a uno de los pensadores que ms desarrollo tuvo al respecto del concepto de vaco existencial.

Frankl (1988) nos dice que el el vaco existencial que es la neurosis masiva de nuestro tiempo, puede descubrirse como una forma privada y personal de nihilismo, ya que el nihilismo puede definirse como la aseveracin de que el ser carece de significacin .

Siguiendo la linea propuesta por Frankl, Lukas afirma el hombre es un ser que busca esforzadamente un sentido, y con una profundidad tal que no se conforma con la mera satisfaccin de sus necesidades, sino que ms all de la reduccin de los instintos y de la codicia lleva en s la voluntad de realizar en la vida algo dotado de sentido. La valoracin personal del hombre, dirigida a la creacin de valores objetivos en el mundo es altamente esperable para el bienestar personal. Cuando falta semejante dimensin del sentido y de los valores, y en consecuencia el hombre solo vive para mantener las ventajas logradas, su existencia conduce a la frustracin de esa voluntad de sentido innata. A un vaco existencial. A su vez, ese vaco existencial se expresa en desorientacin, hasto, aburrimiento, carencia de objetivos, desgano y una sorda desesperacin (Lukas, 1996).

Al momento el desarrollo de este trabajo ha dado la posibilidad de articular algunas ideas y coincidencias entre el pensamiento orteguiano y el de Frankl. Lo que sigue entonces y a modo de cierre es concluir con una propuesta en confluencia entre ambos autores que posibilite una respuesta teraputica ante el modo de ser inautntico que lleva al vaco existencial.

Conclusin
El desarrollo del presente trabajo tuvo como finalidad el de buscar puntos de encuentro entre los desarrollos tericos propuestos por Ortega y Gasset y Viktor Frankl.

Desde esa premisa se introdujo el concepto de creencias en Ortega y Gasset y como esas creencias estructuran y conforman al ser. A posteriori se abord la idea de proyecto de vida y vocacin y su consecuente y posible expresin autntica que resulta en felicidad y bienestar o inautntica que resulta en sufrimiento y vaco existencial. Fue entonces cuando se hizo necesario la presentacin de una pequea parte del desarrollo terico de Viktor Frankl y de Elizabeth Lukas en referencia al vaco existencial.

Pero la idea de este trabajo es la de concluir el mismo con una propuesta que posibilite una mirada teraputica superadora frente a la posibilidad del sufrimiento, el vaco y lo inautntico.

Para tal propsito se torna inevitable introducir el concepto de personaje desde Ortega y Gasset: se olvida demasiado que el hombre es imposible sin imaginacin, sin la capacidad de inventarse una figura de vida, de idear un personaje que va a ser. El hombre es novelista de si mismo, original o plagiario.

Y ese personaje plagiario entonces es el que expresa de manera inautntica el proyecto de vida en el ser, el que genera la posibilidad del sufrimiento y el vaco existencial y es el que hay que lograr que se modifique y se supere en nuestros encuentros teraputicos. A tal efecto y a decir de Ortega y Gasset es que se necesita una revelacin: el hombre necesita una nueva revelacin. Y as entonces puede experimentar la impresin arrolladora de que en esas ideas aflora la realidad misma; por tanto, que esas ideas no son ideas, sino poros que se abren en nosotros, por los cuales nos penetra algo ultramental, algo trascendente que, sin intermedio, late pavorosamente bajo nuestra mano.

Y as es como la revelacin en Ortega y Gasset es la realizacin interior de sentido en Frankl, y en Ortega se da a partir de un proyecto de vida autntico y en Frankl tambin, pero Ortega y Gasset entiende que esto se da desde la vocacin y Frankl considera que esto acontece desde la realizacin de valores.

A modo de cierre entonces, este trabajo propone una revisin de las creencias para conformar un proyecto de vida autntico con una real vocacin que incluya una manifestacin autntica de valores para el logro de una realizacin interior de sentido y el bienestar personal.

Bibliografia
Frankl,V. (1988). El hombre en busca de sentido. Barcelona: Herder.
Lukas, E. (1996). Logotest. Buenos Aires: Almagesto.
Ortega y Gasset, Jos: Ideas y creencias, Ed. Revista de Occidente, Coleccin El Arquero, Madrid 1940.
El hombre y la gente, 2T, Ed. Revista de Occidente, Coleccin El Arquero, Madrid 1964.
Historia como sistema, Revista de Occidente, Coleccin El Arquero, Madrid 1958.
Ensimismamiento y alteracin, en: //www.unigre.it/pug/professori/lucas/ (Testi), Cap I de El hombre y la gente.
Estos textos de Ortega y Gasset pueden obtenerse en Internet aquí: Biblioteca.